• Facebook
  • Twitter
  • You Tube
  • App Store
  • Google Play

Dos funcionarios y un empresario de Mazarrón detenidos por cohecho y coacciones

La Guardia Civil ha desarrollado una investigación dirigida a esclarecer unas supuestas coacciones que han permitido detener a tres personas, dos de ellas funcionarias de la Delegación de la Agencia Tributaria en Cartagena, como presuntas autoras de los delitos de coacciones y cohecho.

Una tercera persona, empresario de la zona de Mazarrón, presuntamente, había desempeñado funciones de colaborador necesario para la comisión de los ilícitos, estableciendo el contacto entre los empleados públicos y la víctima, a modo de intermediario.
La operación se inició el pasado mes de mayo cuando la Guardia Civil, a instancias de la Fiscalía Superior de la Región de Murcia, abrió una investigación para esclarecer unas supuestas coacciones de las que estaban siendo objeto un ciudadano.
    La Guardia Civil averiguó que tras estas prácticas abusivas se encontraban dos empleados públicos de la Delegación de la Agencia Tributaria en Cartagena, ambos destinados en el área de recaudación.
    Las primeras pesquisas permitieron averiguar que los sospechosos, aprovechando su empleo, contactaron con la víctima, a la que le ofrecieron la cancelación de expedientes de derivaciones de responsabilidad, a cambio de cierta cantidad de dinero.
Detenidos in fraganti
Los investigadores establecieron una serie de discretas vigilancias sobre los sospechosos que, habitualmente, acudían a sus puestos de trabajo en el área de recaudación de la Delegación de Hacienda en Cartagena.
Uno de estos servicios resultó positivo cuando se detectó su presencia en las proximidades de un local de hostelería de Cartagena, donde habían concertado una cita con la víctima.
    Mientras uno de los sospechosos se entrevistaba con el ciudadano, el otro mantenía una actitud vigilante en la zona, en tanto la cita finalizaba momento en que ambos subieron a un vehículo.
La Guardia Civil identificó a los sospechosos quienes, además, portaban 7.500 euros en efectivo abonados, supuestamente, instantes antes por su víctima, por lo que resultaron incautados.
La Benemérita, previa autorización judicial, ha practicado el registro de los dos puestos de trabajo de los detenidos en la Delegación de Hacienda de Cartagena, así como en el domicilio de uno de los arrestados, donde ha sido incautada documentación relacionada con los delitos investigados.
Fluida colaboración con la Agencia Tributaria
La Guardia Civil, que ha contado con la total colaboración de la Delegación de la Agencia Tributaria, continúa con la investigación, por lo que no se descartan nuevas detenciones.
Los arrestados –españoles, con edades comprendidos entre los 46 y los 54 años, vecinos de Mazarrón y San Javier–, la documentación incautada y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Murcia.