• Facebook
  • Twitter
  • You Tube
  • App Store
  • Google Play

También imputan a la alcaldesa por los reparos del exinterventor

La alcaldesa, Alicia Jiménez, también ha sido llamada a declarar por levantar los reparos mostrados por el anterior Interventor municipal para pagar la nómina de junio de 2015. Jiménez  autorizó el pago de los sueldos de los empleados municipales, pese a la negativa de Intervención.

La alcaldesa ha explicado que “antes de que políticamente se utilice y se distorsione esta denuncia del exinterventor cuyo cargo fue cesado de Mazarrón por la Dirección General de Administración Local de Murcia, este señor bloqueó la nómina de todos los trabajadores del ayuntamiento porque me exigía el cobro de una gratificación que no percibía aparte de su sueldo”.
“Con tan sólo en el cargo 15 días, este interventor, entiendo que por venganza por haber sido cesado como trabajador en nuestro ayuntamiento, me ha denunciado a pesar de que todos los trámites e informes que se emitieron para levantar el reparo eran favorables y respaldados por dos técnicos del ayuntamiento”, añade.
“Ese día era viernes, 3 de julio de 2015, y el fin de levantar ese reparo fue pagar la nómina de todos los trabajadores del ayuntamiento lo antes posible. El camino fácil habría sido olvidarme hasta el lunes de la nómina, pero teniendo dos informes favorables de técnicos municipales se tramitó cómo venía siendo habitual”, y apunta que está “tan tranquila como el primer día que empecé en política”.
Según publica La Verdad, el informe del Tribunal de Cuentas también recoge que en la Junta de Gobierno del 31 de julio de 2015 se adjudicó el contrato del servicio de  por importe de 408.916 euros en contra de Intervención.
Jiménez se suma al listado de investigados -antes imputados- por la denuncia del exalto funcionario al de dos funcionarios y el exalcalde Francisco García, todos ellos señalados por los juzgados de Totana por un supuesto delito de prevaricación administrativa.

Más información en La Verdad